Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo
Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

De pronto imagine que estaba en una historia de ciencia ficción, de esas que sólo se leen en libros o ven en películas, pero la realidad era otra, entonces comprendí lo enriquecedor del viaje que a diario realizaba, quizá para algunas personas no es el más placentero de los lugares, pero para mí es la más surrealista de la experiencias; hablo de mis viajes en metro.

Sí de ese transporte color naranja que con sólo un boleto cuyo costo es de cinco pesos, y nos lleva a recorrer desde el norte hasta el sur de la ciudad, en donde a diario se aprende algo nuevo, se respiran y conocen olores de todo tipo, en donde al paso de cada estación hay música que ameniza todo el trayecto, con sonido de primera calidad y es que el volumen es tan fuerte que resulta ensordecedor ahhh, pero eso sí, siempre actualizados con los éxitos del momento hay para todos los gustos y las edades desde vídeos educativos como “Aprenda inglés con Mickey Mouse” o las tablas de multiplicar, pasamos por el rock mexicano, el reggaetón, la bossa-nova, los tríos, la sonora y la banda entre otros ritmos, y no se diga cuando murió Jenny Rivera, fue tanto el bombardeo que termine por aprenderme sus canciones. Y si de precios hablamos la verdad es que son muy accesibles y estandarizados, así es ¡A 10 pesos le vale a 10 pesos le cuesta! gritan con voz firme los llamados “vagoneros”.
Y es que en este fabuloso medio de transporte uno encuentra lo inimaginable, la oferta de productos es diversa desde mariposas para que los aretes de las mujeres no se caigan, hasta aros de colores para las llaves y así identificar a que puerta pertenecen, los quitapelusas, carteras, artículos para el celular, folders, cremas milagrosas, pastillas para la tos y ¿Por qué no? El video de como las Águilas del América le ganaron a las Chivas. Es todo un estudio de mercadotecnia, pues cada uno de los que suben a ofrecer sus productos saben utilizar las palabras y el tono adecuado para lograr la venta de su producto, Mis favoritos la verdad son los chicos que cantan las canciones de los Beatles, con guitarra, armónica, micrófono y amplificador en mano, deleitan con sus voces al ritmo de Imagine, Yesterday y Leat it be y ya cuando uno está muy inspirado interrumpen la armonía del momento para vender la discografía completa del cuarteto de Liverpool, que por cierto no adquirí, además de ofrecerse a cantar en bodas, despedidas de solter@s, y toda clase de eventos sociales y así van de un vagón a otro de ida y vuelta.


Sin embargo, en el metro también nos enteramos de la vida ajena de los usuarios y no es que uno ande de metiche, es sólo que en las llamadas “horas pico” la cercanía entre una  y otra persona es tal, que resulta inevitable escuchar conversaciones ajenas, me he enterado de problemas maritales, de la convivencia en los diferentes empleos de las personas, de enfermedades, de pláticas de fútbol del fin de semana, etc. Puedo decir que hay toda una diversidad sexual, desde homosexuales, transexuales, personas dedicadas al sexo servicio e incluso he visto la cara de la pobreza extrema con “shows” de personas que viven  en la calle arrojándose a un saco lleno de botellas rotas con el único fin de ganarse unos cuantos pesos. He mirado un sinfín de rostros todos y cada uno con una historia distinta detrás de ellos.
Lo cierto es que viajar en metro es cultura que la cotidianidad y el estrés diario no nos permite apreciarlo, tenemos estaciones con diversidad de temáticas, existe un túnel de la ciencia de una extensión considerable que desafortunadamente nadie se detiene a mirar, murales pintados por artistas reconocidos, así como un recorrido por los diversos sistemas de transporte subterráneo que existen en el mundo, exposiciones en maqueta del Zócalo capitalino y si por casualidad se suben un día 28 del mes que sea en la estación Hidalgo, seguramente apreciarán la devoción y el fervor que existe por San Judas Tadeo, que aunque, a mí parecer ha dejado de ser una creencia religiosa para formar parte de una tribu urbana.
Es probable que este viaje del que hoy les hablo, no sea precisamente la descripción de un paseo por Europa o Asia, quizá no sea un viaje del que fotografiamos y subimos a Facebook, pero si es un relato del México en el que vivimos, son experiencias que a diario se viven en un subterráneo, de esas que muchos vivimos y de las que poco hablamos.
Bueno por el momento es todo porque ya suena el típico sonido del “tururu” anunciando el cierre de puertas no sea que me vallan a aplastar….

Por: Jacqueline  Viaaney Servin Gonzalez

Imágenes: Instagram lizvelazquezr

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Me Gusta
Like Lo Amo Haha Wow Triste Enojo